• INICIO
Spanish English French Italian Portuguese
  • Peru eventos
  • Revistar Energia

UN DEBATE NECESARIO Y ACTUAL


Con la larga parálisis y reciente devolución de la concesión del GSP no solo se produce un grave daño a la inversión y a la economía del país. También se nos plantea la oportunidad de reevaluar el GSP, la política aplicada en torno al gas natural y, en general, a toda la política energética del país, por lo menos del último decenio.

La caída del GSP, producto de un latrocinio cuya investigación está en proceso y que debe llegar hasta el final, ha reabierto el debate no bien encaminado en su momento sobre su viabilidad y específicamente sobre sus características, y además sobre su ubicación en el marco de un plan energético nacional. Su necesidad fue determinada por la seguridad energética que requerimos al depender única y exclusivamente del ducto de TGP para provisionarnos de gas natural. Y los problemas se han planteado por la ausencia de mercado, el costo oneroso que representa sostenerlo sujeto al Nodo Energético, y ante las dificultades o indefinición de otras opciones como la petroquímica.

El hecho cierto es que hoy no hay GSP. Que teniendo gas natural y sus derivados en abundancia éste no llega a las mayorías del país, en especial al sur de donde se obtiene. Que el mayor consumo de gas se quema en generación, sin que hayamos cambiado nuestra matriz eléctrica cuya mitad hoy depende de fuentes no renovables. Que debido a este mismo sistema, las tarifas en lugar de bajar suben, y que gran parte de nuestro suministro adolece de seguridad porque depende del ducto de TGP.

Necesitamos pues un debate que vaya más allá de toda intención de hacer ya la nueva licitación so pretexto de “no parar la inversión”, de la revisión o no de los contratos, o del mismo reajuste del proyecto (petroquímica, ramales para la distribución regional, etc.). La oportunidad que tenemos hoy es redefinir el tema del GSP en el marco de responder a los problemas más generales del uso del gas natural y del uso racional y eficiente de nuestros recursos naturales, y todo esto, como parte un debate más general sobre la necesidad de diseñar una política energética de largo plazo que garantice la seguridad de suministro, con un uso eficiente de la energía, que sea accesible, económica, que ayude a combatir el cambio climático con inclusión social.

Convertir esta crisis en oportunidad significa que seamos capaces de examinar críticamente lo realizado y que identifiquemos claramente los errores, para así plantearnos una salida, a riesgo de que todo permanezca igual o sea aun peor.

Por este motivo, convocamos a los expertos, a los líderes empresariales y a los actores representativos del ámbito nacional, a participar en el Foro: EL GSP Y NUESTRA POLÍTICA ENERGÉTICA. La finalidad de este Foro es compartir un espacio para que realicemos una reflexión y debate necesarios, como parte de un esfuerzo mancomunado que aporte luz y aporte una salida ante la actual situación.

Los esperamos

Sky Bet by bettingy.com

Preguntas Claves

  • Las lecciones del caso “Odebrecht” y cómo gestionar, regular y promover la inversión y libre competencia.
  • Balance de la política energética y en particular del gas natural. ¿Por qué, después de 12 años, el sur y la mayoría del país no se benefician del gas natural y de sus derivados? ¿Por qué ha fracasado la “masificación” del gas?
  • Nuestra matriz energética, ¿debe seguir basándose en energías no renovables? ¿Cuál es su costo, cuáles son las tendencias del mercado mundial y las oportunidades que tenemos? ¿Por qué no existe un plan de desarrollo energético que promueva las energías renovables? ¿Por qué no existe un plan energético de mediano y largo plazo que establezca metas y objetivos nacionales?
  • Nuevamente y una vez más, el GSP: su viabilidad y lugar en el marco de un plan energético y de una estrategia de país en el contexto regional de desarrollo del negocio.
  • La nueva subasta del GSP, ¿debe realizarse con el mismo contrato, o éste debe reformularse y en qué aspectos? El nuevo proyecto ¿debe considerar el ducto de líquidos, la petroquímica en el sur y la red de distribución para las principales ciudades del sur. Ventajas y costos de ambas opciones.
  • Hacia una hoja de ruta consensuada del sector.